Con el curso ya empezado, es un buen momento para que nos paremos a reflexionar sobre algunas situaciones que nos podemos encontrar en el aula. Tenemos que tener en cuenta que en los colegios hay una infinidad de estímulos y cada niño los percibe y canaliza de manera diferente: lo que uno puede percibir como una sensación de disfrute, a otro le puede provocar una gran irritación y molestia.

Debemos aprender a observar la causa de los comportamientos y las emociones que experimenta cada niño, para intentar entenderlos y adaptarnos en lo posible a sus necesidades.

Quizás aquellos niños más susceptibles, con tendencia a aislarse o con una fácil irritabilidad sean “Altamente Sensibles”
El Dr. Jordi Catalán, nos habla de las PAS (personas altamente sensibles), con una enorme sensibilidad en la percepción de los estímulos y por lo tanto una dificultad para integrarlos: PAS (Personas Altamente Sensibles)

Artículo de la Vanguardia: entrevista Kathrin Sohst